Sabias que cada tejido y célula del cuerpo necesita de la vitamina D para funcionar correctamente?

Estándar

La vitamina D no solamente sirve para levantar el sistema inmunológico.

También es importante en estas enfermedades y condiciones de salud.

1. Participa en la formación y la consolidación de huesos y dientes.

2. Facilita la asimilación de la vitamina A.

3. Junto a las vitaminas A y C, ayuda a prevenir los resfríos.

4. Permite una mayor absorción de calcio y fósforo en el aparato gastrointestinal, minerales que fortifican los huesos y dientes.

5. Ayuda al tratamiento de la conjuntivitis.

6. Es probable que prevenga la osteoporosis.

7. Se estudia su participación en la prevención de enfermedades del riñon.

8. Cáncer: La vitamina D es una de las hormonas más poderosas para regular el crecimiento de las células. La mayoría de las células del cuerpo, incluidas las células de la próstata, el colon y las mamas, tienen receptores de vitamina D. Cierta evidencia sugiere que la forma activa de la vitamina D inhibe la proliferación de células cancerígenas e induce la diferenciación en células de funcionamiento normal. Además, existen varios estudios de observación retrospectivos y prospectivos que indican una disminución del 50 por ciento o más del riesgo de desarrollar cáncer de intestino grueso y próstata cuando los niveles de 25(OH)D, que es la forma principal de vitamina D que se encuentra en el torrente sanguíneo, son superiores a los 20 ng/ml (50 nmol/l), o cuando se aumenta el consumo de vitamina D. Los hallazgos son similares para el cáncer de mama.2

9. Hipertensión: Los epidemiólogos también sostuvieron durante un tiempo que las personas que vivían a altas latitudes en todo el mundo tenían un mayor riesgo de sufrir hipertensión, lo que sugiere que un estado adecuado de vitamina D proveniente de la exposición al sol podría proteger de la hipertensión. Para probar esta hipótesis, se expuso a adultos hipertensos tres veces a la semana y por tres meses a una cama solar que emitía la radiación similar a la luz solar de verano, lo que producía vitamina D3 en la piel, o la luz solar de invierno, que no produce vitamina D3. Las personas que recibieron la radiación de la “luz solar de verano” aumentaron un 180 por ciento el suero 25(OH)D y disminuyeron 6 mm Hg de la presión sanguínea sistólica y diastólica, lo que les permitía vivir dentro del rango normal. Los niveles de suero 25(OH)D y presión sanguínea no presentaron modificaciones en las personas que recibieron la radiación similar a la luz solar de inverno. 2

No debemos sorprendernos de la relación entre un estado adecuado de vitamina D y el menor riesgo de sufrir hipertensión porque 1,25(OH)2D es una de las hormonas más poderosas para regular la hormona de la presión sanguínea, la renina, en los riñones.2 Sin embargo, todavía tenemos mucho por aprender en esta área.

10. Diabetes tipo 1: Existe cierta información interesante acerca de la vitamina D adecuada y algunas enfermedades autoinmunes. Por ejemplo, un estudio con un tipo especial de ratones no obesos, que normalmente desarrollan diabetes tipo 1 a los 200 días de vida, develó que una dosis diaria de 1,25(OH)2D3 reducía el riesgo de desarrollar la enfermedad en un 80 por ciento.2

Además, un estudio de 2001 realizado en Finlandia, que analizó una cohorte de nacimiento de más de 10.000 niños, reveló que aquéllos que normalmente recibían una dosis suplementaria de 2.000 UI de vitamina D por día durante el primer año de vida reducían un 78 por ciento el riesgo de desarrollar la diabetes tipo 1, en comparación con aquéllos que normalmente recibían una cantidad menor que la recomendada.7 Estos interesantes hallazgos preliminares merecen una mayor investigación.

11. Diabetes tipo 2: Ahora se admite que las células que producen la insulina en el páncreas responden a la vitamina D activa, lo que mejora la producción de insulina. Me informaron que hombres y mujeres que ingirieron 1.200 miligramos de calcio y más de 800 UI de vitamina D por día redujeron el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 un 33%.4

12. Esclerosis múltiple: Recientes hallazgos observacionales del Estudio de Salud de las Enfermeras (Nurses’ Health Study) de Harvard informaron que un consumo mayor de vitamina D estaba relacionado con un riesgo menor de desarrollar esclerosis múltiple. Además, en una prueba aleatoria, doble ciego y controlada, los pacientes con esclerosis múltiple recibieron un suplemento o placebo de vitamina D. Los resultados demostraron que las personas que recibieron el suplemento de vitamina D habían incrementado los niveles de suero de un factor de crecimiento relacionado con la fase estable de la esclerosis múltiple. 2Se necesitan otras pruebas clínicas bien diseñadas para determinar si la deficiencia de vitamina D incrementa el riesgo de esclerosis múltiple, o si un mayor consumo de vitamina D brinda protección.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s