Archivo de la etiqueta: comida organica

Recetas saludables (Paleo, Vegano, Sin Gluten, GAPS y mas)

Estándar

LCO Recipes

Quisiera hacerle una pregunta a los de habla hispana, a los latinos y a todo al que pueda interesar: Si pudieras encontrar una fuente con recetas de cómo preparar dietas saludables por un costo mínimo… ¿qué te gustaría encontrar?

Actualmente tengo para compartir más de 150 recetas en inglés, con las que de acuerdo a tus necesidades o las de tu familia podrás preparar desayunos, almuerzos, cenas, sopas, aperitivos, jugos, batidos, merengadas, postres, pasteles, panes, etc.

Las recetas que he creado en base a las limitaciones alimenticias de cada persona se especializan en:

📌Abiertas (sin limitaciones).

📌Gluten Free – Sin Gluten.

📌Grain Free – Sin Granos.

📌Paleo – Paleolítica.

📌Vegan – Vegano (cero productos animales).

📌Raw Food – Alimentos Crudos.

📌Refined & Artificial Sugar Free – Libre de azúcares refinados o artifiaciales.

📌Dairy Free – Sin Lácteos.

📌GAPS (Gut and Psychology Syndrome) – Síndrome del intestino y la psicología.

📌PFF (protein, fiber and fat) – Proteina, fibra y grasa.

📌Sprouted – Germinados.

Quisiera traducir al español la gran mayoría o todas ellas para ofrecerlas en mi tienda en internet. Si estás interesado(a) solo pagarías un costo mínimo por receta, la cual será enviada a tu correo electrónico como un documento PDF, dentro de las 24 horas siguientes después de realizar tu pago.

Desearía saber tu opinión, y de tus necesidades alimenticias para empezar con esta hermosa labor de comenzar a traducir, y a compartir mis conocimientos contigo y tu familia. Puedes hacer tu comentario o tu petición, comunícame tus expectativas aquí en esta página.

Sinceramente Mari.
La Chica Orgánica –  Instagram

 

Anuncios

Comida Cruda o Cocida: Entérate de Lo Que Es Mejor Para Tu Salud

Estándar

Eso que le sienta bien a tu ensalada puede incumplir con sus promesas si las preparás de otras maneras: muchas de las propiedades saludables se pueden perder cuando cocinamos, saltamos u horneamos. Leé acerca de como hallar los nutrientes poderosos que tienen para ofrecer.

Zanahorias, Calabazas y batatas
No tengas miedo de juntar estas verduras de color naranja en el horno. Estos vegetales son altos en beta-caroteno, un caroteno que se convierte en el cuerpo en vitamina A, es importante para la visión, huesos y el sistema inmune. El Beta-caroteno reside en las paredes de las células —cocinarlos rompen aquellas paredes y hacen más fácil la absorción. Los estudios muestran que otra propiedad anticancerígena que tienen las zanahorias, el falcarilnol, aumenta cuando se las cocina.

Brócoli, col rizada (kale), coliflor, repollitos de Bruselas y repollo
Cruda es la mejor manera de comer esta familia de vegetales. Todas estas hojas contienen sulforaphane y glucosinolate, dos sustancias anticancerígenas. Los estudios muestran que cocinar los brocolis reduce estas sustancias en un 90 por ciento, otros estudios demuestran que se pierde cerca de 77 por ciento cuando se coce estos vegetales por más de media hora. Además, estos verdes tienen muchas vitaminas, potasio, folato y potasio que se pierden mientras se cocinan.

Tomates y morrones
Licopeno es un caroteno y antioxidante que hace que estas gemas rojas tengan el potencial de reducir el riesgo de cáncer y promover la salud coronaria. Un estudio reveló que cocinar los tomates aumenta los niveles de licopeno que, como beta caroteno, se encuentra en las paredes celulares. Asimismo, el mismo estudio concluyó en que la vitamina C disminuye cuando se cocinan los tomates. Cubrí tu pizza con tomates y morrones frescos para tenerlo todo.

Espinaca
No te podés equivocar con esta super comida. La espinaca cuando se come de mas contiene oxalato y calcio puede conduciar la formación de piedras en los riñones. Pero cocinarla ayudará a la abosrcion del suplemento de beta-caroteno y luteína (un caroteno necesario para la salud de los ojos). Si la espinaca es la base de tu ensalada diaria no hay nada que temer: la espinaca esta llena de vitaminas, magnesio, potasio, folato y más- todas cualidades que disminuyen cuando se la cocina.

Cebolla, echallotes y puerros
Estos tipos de cebollas promueven las vitaminas B6, C y K, así como el folato y el potasio. Ellos también contienen quercetina, el componente antiinflamatorio, que se ve reducido cuando se lo coce en agua pero aumenta si se lo salta y hornea. Como sea, cocinarlas reduce las vitaminas y minerales que contienen, entonces asegurante que tu próxima salsa contenga cebolla y echallotes crudos.

Ajo
El ajo es conocido por prevenir el cáncer, aumentar la inmunidad y reducir el colesterol. Alicina, un componente anti-microbiótico está en el ajo y se destruye al cocinarlo: cociná el ajo pero por menos de cinco minutos y querés aprovechar sus beneficios. EL ajo cocinado retiene flavonoides, selenio y otros componentes que no se pierden con el calor

Los métodos de cocido rápido como el saltear o el vapor son ideales para cocinar las verduras, pero la mejor forma de beneficiarse es mezclando! ¿Por qué no un guiso con ensalada de espinaca? O mejor: ¿qué tal una sopa con vegetales crudos con un salteadito? Después de todo, en la variedad está el gusto.

Traducción de TuAlmaZen.com
Por Anna Peraino http://www.vegnews.com

Comidas que Curan – Lo Que Toda Persona Necesita Saber

Estándar

En un mundo en el que se ha abandonado el cuidado de la alimentación y en el que proliferan los establecimientos de comida rápida, comida basura, compuesta por productos procesados, refinados y desnaturalizados, ricos en grasas animales y vegetales calentadas a altas temperaturas y productos cultivados en terrenos pobres en nutrientes, se hace cada vez más imprescindible volver a la alimentación natural.

Debemos consumir productos lo menos procesados posible, que sean orgánicos o sin conservantes ni colorantes, y de alto valor biológico, producidos sin utilizar sustancias agresivas, insecticidas, plaguicidas, herbicidas, abonos químicos, etc. Ello redundaría en una población más sana, y mitigaría las llamadas enfermedades de la civilización, colesterol, enfermedades coronarias, digestivas, diabetes, alergias y cáncer.

“Que tus alimentos sean tu medicina, que tu medicina sean tus alimentos”. (Hipócrates)

* Aceitunas: Combaten el estreñimiento y los cálculos biliares. La olivas son capaces de disolver la arenilla y los pequeños cálculos de la vesícula biliar. Las sales minerales que contiene combaten la fermentación intestinal.

* Aceite de oliva: Reduce el colesterol y el riesgo de cardiopatías, rebaja los ácidos biliares y previenen la formación de úlceras. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el aceite puro de oliva está siendo adulterado en España con aceite de avellana y cacahuete, según denuncia presentada recientemente ante la Unión Europea por la Asociación Nacional de Envasadores de Aceites Comestibles.

* Ajo: Es ideal para los hipertensos. Reduce el cáncer de mama y de próstata y ralentiza la progresión de los tumores en personas que ya padecen la enfermedad. Facilita la irrigación sanguínea del cerebro, lo que protege del mal de Alzheimer e incluso del Parkinson y alivia los síntomas de depresión y fatiga.

* Alcachofa: Su consumo es beneficioso para el tratamiento de enfermedades del hígado.

* Albaricoque: Combate la obesidad y las náuseas. Los albaricoques convienen a las personas que necesitan un tratamiento al mismo tiempo tónico y depurativo. El albaricoque es alcalinizante y energético, facilita la regeneración celular y refuerza la resistencia del organismo. Además es rico en vitaminas A y C.

* Almendras dulces: Forma carnes saludables y neutralizan la acidez en la sangre.

* Apio: Limpia el organismo de toxinas.

* Arroz: Rico en fibra y vitaminas del grupo B. Estimula el sistema inmunológico y favorece la digestión.

* Brécol: Rico en calcio, vitamina C y fibra. Propiedades anticancerosas.

* Castaña: Alimenticia, activa el intestino y alivia los riñones.

* Caqui: Nutritivo y antidiarréico.

* Cebolla: Espectorante, ideal para el tratamiento de bronquitis. Anticancerígena.

* Cereza: Antiácida, combate indigestiones, anemia, gota y reumatismos. Además fortalecen la sangre, dan buen color y favorece la función renal.

* Chirimoya: Muy nutritiva.

* Ciruela: Estimula el hígado e intestino. Tiene propiedades laxantes y purificadoras.

* Dátil: Aumenta el calor orgánico y la energía nerviosa. Muy nutritivo.

* Durazno: Laxante, diurético y alcalino.

* Frambuesa: Calma la excitación nerviosa y purifica la sangre.

* Fresa: Refrescante, diurética, laxante y disolvente del ácido úrico. Las fresas además de su aroma y gusto exquisito tienen propiedades antigotosas y vermífugas. Las especies silvestres disuelven las concreciones articulares del ácido úrico. Quien cultive fresas y desee darles un sabor asilvestrado, que esparza agujas de pino alrededor de la planta.

* Gérmen de trigo: Su alto contenido en selenio retarda las señales de envejecimiento.

* Guindas ácidas: Alcalinizan la sangre.

* Granada: Antidiárreica.

* Higos y brevas: Tónicos, laxantes y purificadoras del pecho y pulmón.

* Huevo: Contiene vitamina A, D y B, hierro y proteínas. En España consumimos 10.000 millones de huevos cada año. Hay que tener cuidado con los huevos de granja. Los antibióticos y tranquilizantes suministrados en ocasiones a las gallinas de granja se trasmiten a sus huevos. Por otra parte, desde finales de los 80, los criadores utilizan harinas cárnicas para alimentarlas, a las que se añaden carotenoides para dorar las yemas y arsénico para evitar parásitos.

* Kéfir: Favorece la circulación, el sistema nervioso, equilibra la flora intestinal.

* Kiwi: Contiene 8 veces más vitamina C que el limón.

* Leche: Rica en calcio. Sin embargo, hay que tener cuidado con la leche industrial. La picaresca de los empresarios sin escrúpulos no tiene límites. Añadir agua a la leche es un fraude fácilmente detectable. Algunos prefieren adulterarla con orín de vaca, ya que sus moléculas son similares a las de la leche.

* Levadura de cerveza: Favorece la digestión, embellece la piel y ayuda al corazón a mantenerse en forma. Refuerza las defensas del organismo. Previene la anemia.

* Limón: Desinflamantes y purificadores. (Bajan un poco la tensión). Es desintoxicante, astringente y desinflamante.

* Manzana: Antiácida, activa el hígado y disuelve el ácido úrico. Se recomienda en afecciones del estómago, vejiga y riñones. Reduce el colesterol.

* Melocotón: Es la fruta más importante para los que padecen cáncer.

* Melón: Nutritivo y laxante. Se utiliza en casos especiales como emoliente, laxante y diurético. Está recomendado en nefritis y afecciones del hígado.

* Mosquetas: Fruto de rosas silvestres. Son estomacales, diuréticas y purificadoras de la sangre.

* Naranja: Alcaliniza la sangre, activan el intestino y disulven el ácido úrico. Es tónica, sedativa y purificadora. Se recomienda para las mujeres embarazadas.

* Níspero: Antiácido, laxante y anticatarral. Antidiarréico.

* Nuez: Posee la propiedad de eliminar de nuestro cuerpo todas las toxinas y de hacerlo refractario a la acción de muchos venenos.

* Pasas: Activan la combustión orgánica, van bien para el cerebro, la memoria y el riñón.

* Plátano: Alimenticio y laxante.

* Pera: Diurética, digestiva y purificadora de la sangre.

* Polen: Recomendado para la depresión, anemia, hipertensión y fatiga mental.

* Pomelo: Además de diurético es estomacal.

* Sandía: Refrescante y diurética. Está recomendada en los infectados de blenorragia, gonorrea y sífilis.

* Tomate: Laxante y antiartrítico.

* Uva: Evita el extreñimiento y descongestiona el hígado. Previene el cáncer.

* Vino: Disminuye el riesgo de ataques cardíacos. Un vaso de vino con la comida protege contra algunas intoxicaciones alimentarias.

inicio

Alimentos Recomendables

Todo tipo de frutas, pero tenga presente que es preferible no mezclarlas. Sobre todo no coma juntas frutas dulces y frutas ácidas. Las populares ¿ensaladas de frutas? son mezclas incompatibles que pueden causar acidez y gases.

Legumbres y vegetales. Calabaza (se le atribuyen efectos rejuvenecedores), calabacín, tubérculos (batata o boniato, yuca, ñame, ocumo, etc.) col o repollo, coliflor, brócoli, judías verdes, guisantes, acelgas, espinacas, hojas de pira (amaranto o bledo), hojas de mostaza, nabo, apio, remolacha, pepino, cebollas, berro, pimientos, alcachofas, espárragos…

Leguminosas. Arvejas (son las más recomendables por ser remineralizadoras y depurativas), frijoles, lentejas, garbanzos, habas, cacahuete. Para evitar los gases se recomienda ponerlos en remojo, lavarlos bien y cubrirlos con un trapo mojado, dejandolos hasta el día siguiente en que ya estarán listos para empezar a germinar y es cuando se pueden cocinar, tras haberlos lavado de nuevo

Cereales integrales. Trigo, pastas de harina integral, arroz, maiz, cebada, avena, soja, millo, centeno.
Nueces y semillas. Avellanas, almendras, nueces, pistacho, sésamo, girasol, coco, linaza.

Azúcares. Melaza de caña, panela de papelón, jugo de caña, miel de abejas, azúcar natural de las frutas.

Condimentos. Comino, orégano, tomillo, romero, salvia, mejorana, laurel, albahaca, perejil, cilantro, eneldo, cebolla, cebollín, ajo, jengibre, cúrcuma, semillas de mostaza, semillas de anís, clavo, canela, azafrán, pimienta negra, onoto, ají dulce, sal con apio, hojas de menta, hierbabuena, etc.

Source:

http://www.alimentacion-sana.com